8 de septiembre de 2014

Vuelta al tajo






Hola a tod@s.

Ya estoy de nuevo por estos lares.

Debo reconocer que no estoy tan cansada como el verano pasado. Ya es algo. He escrito mucho y el tiempo me ha cundido bastante. He terminado cositas que tenía pendientes. Cositas de «casa y jardín», que las llamo yo. Renovar estores, cojines, mantitas de punto y ganchillo (todo lo hago yo misma), cestos, alfombras, un aplique aquí y un cuadro allá. Docenas de cajas de almacenaje bien ordenadas y un millar de chapuzas varias. Ya iba siendo hora. Bueno, aún estoy en ello. Seguiré hasta que dure el buen tiempo y el cuerpo aguante. Necesitaba airearme del ciberespacio. Y también meditar largo y tendido sobre mi futuro literario.

Mi futuro literario. Lo repito, respiro hondo y me da la risa. 

Es por eso que se avecinan cambios necesarios para mí y mis novelas, nuevos caminos que espero me lleven en la dirección correcta. Ahora es tiempo de cruzar los dedos y esperar respuesta (¿cuándo no es fiesta?). Sé que apuesto fuerte, pero tengo confianza en mi trabajo. Y aunque parezca mentira, todavía me queda algo de fe y una pizquita de esperanza. 

Ya os iré contando, si es que al final esos cambios se materializan de forma positiva. 

Por lo demás, sigo escribiendo al tiempo que me documento para mi siguiente novela LSDE (no, no es un tripi). Me han regalado un nuevo ordenador por mi cumple y estoy súper contenta, sacándole ya partido con las correcciones finales de ECDA. No he anunciado todavía que está terminada porque yo no pongo la palabra «fin» hasta que el primer borrador deja de serlo. Hasta que todas las correcciones y cambios en la trama están listos. Como muchos sabéis es una ardua tarea. La verdadera escritura viene ahora. El gran pulido final. Aun así estoy orgullosa de ella. Me he superado a mí misma con este thriller. De eso se trata, de superarse y estar contenta con el resultado final, aunque me haya llevado más de un año escribirla. 

En otro orden de cosas, el nuevo blog de autora y todas las demás zarandajas también están en marcha. Despacio que tengo prisa, ya sabéis.

Iré visitando vuestros blogs, a ver qué tal os ha ido este verano.
Un besazo y gracias por estar ahí.