25 de junio de 2012

Reseña de «El espíritu del lince», de Javier Pellicer



 



Título: El espíritu del lince
Autor: Javier Pellicer
Ediciones Pàmies
Primera edición: marzo de 2012
Ilustración de cubierta y rótulos: Calderón Studio
Tapa blanda con solapas.
ISBN: 9788496952980
Nº páginas: 334







Sinopsis

Desde el momento de su nacimiento Icorbeles es marcado por los dioses como El Elegido. Con esta idea en mente, sus padres comienzan a prepararlo para que se convierta en el líder que unifique todas las tribus de Iberia.

Este destino lo separa de todos excepto de Alorco y Nistan, dos niños cartagineses que, ante las derrotas sufridas por Cartago frente a Roma, buscan refugio en Iberia. Esa amistad le hace conocer no solo el amor, sino también los planes de conquista de Amílcar Barca, que desea anexionarse las tierras íberas con el fin de seguir plantando cara a los romanos.

Es entonces cuando intenta hacer realidad los presagios anunciados en el momento de su venida al mundo, pero tropieza con los miedos y rencores de las diferentes tribus íberas, que impiden que puedan unirse contra un enemigo común. Aun así, utilizando el ingenio y el valor, Icorbeles está a punto en varias ocasiones de poner fin a un conflicto que amenaza con hacer desaparecer para siempre el mundo que conoce.

Pero los designios de los dioses son equívocos, y no siempre somos capaces de comprender sus mensajes...


Reseña y opinión

El espíritu del lince; Iberia contra Cartago es la primera novela publicada del escritor valenciano Javier Pellicer.  

La portada es obra de Calderón Studio. Llama bastante la atención por la belleza del encuadre: naturaleza salvaje y un guerrero solitario que se funden con la hermosa faz de un lince. 

El libro está dividido en capítulos cortos y ágiles. Incluye un mapa de la región, un drammatis personae y un glosario de topónimos y gentilicios. Todos ellos muy útiles para meternos en situación.  

Me he encontrado ante una historia sólida, sin aristas, con ese poso tan familiar que suelen dejar las memorias; esa voz en primera persona que nos habla desde la perspectiva de la adultez, regalándonos las distintas caras del protagonista. Un prisma cercano y donde se aprecian los matices a través de un lenguaje claro, muy trabajado, capaz de conducir al lector con suma facilidad. Creo que el secreto del autor está en esa naturalidad que empapa la novela y en la ausencia de artificios innecesarios. Javier ha sabido dar verosimilitud a la narración recreando una ficción bastante creíble allí donde solo había lagunas históricas, buscando la coherencia entre los datos reales de los que disponía y las posibles costumbres de las tribus que poblaban Iberia en el siglo III a. C. También se ha apoyado en su propio bagaje como escritor de fantasía épica. Así ha logrado dar ese aire necesario (y de agradecer) a las batallas que se desarrollan a lo largo de la trama y hacernos partícipes con sus magníficas descripciones, de los distintos escenarios; desde la belleza de los paisajes patrios hasta la soberbia Cartago, ciudad cosmopolita y  opulenta; cuna de líderes como Amílcar Barca, Asdrúbal y el propio Aníbal, a los cuales no ha dudado en retratar a través de los ojos de los vencidos (difícil posición donde las haya), respetando el poderío militar y conquistador que tuvieron, pero con ese atisbo de humanidad que suele quedar oculto tras los recios petos de estas grandes figuras de la Historia. 
    
Icorbeles es un personaje redondo. Somos testigos de su evolución capítulo a capítulo. Siendo en parte el arquetipo de héroe, consigue atrapar al lector por su manera de ser e interpretar esa carga que le ha sido impuesta por los Antepasados a su nacimiento. Hay una gran madurez en la forma de encarar los problemas y los retos, una tácita aceptación de ese honor/lastre,  pero también hay una lucha constante entre el corazón y la cabeza. Es eso lo que le dota de una humanidad que cala hondo en el lector y que también apreciaremos en su relación con el resto de personajes, que son parte activa en el progreso del íbero.
El primer reto que deberá encarar para llegar a esta evolución, correrá a cargo de su padre Icortas, hombre de gran temperamento y convicción; cualidades difíciles de imitar sin el consecuente sacrificio físico y metal. También tendrán su cuota Alorco, compañero de juegos en la aventura de crecer, y Nistan, fiadora del corazón del lince. E inestimable, a su vez, la influencia de Azarbaal; tosco, rudo, mujeriego, insidioso a veces y, sin embargo, fiel a sus enseñanzas, en sus convicciones y con su señor. Sin duda, todos ellos son uno de los puntos fuertes de la novela.



Retrato de Sofonistan; Nistan la cartaginesa, de Pandora Moondragon

Otro de los aciertos es el ritmo que tiene la narración y el juego entre los tiempos: el del pasado y el del discurso narrativo en sí. Su orden es lineal, salvando el prólogo donde Javier nos adelanta una estupenda visión de ese futuro que espera a Icorbeles y del que seremos seguros testigos tras saborear ese primer contacto entre el lince y el León. Soberbio este prefacio.   

Para terminar, destacaré las partes de la novela que me han resultado de sumo interés. Son en las que el autor nos muestra los posibles ritos religiosos de los íberos, las ofrendas a la Gran Madre y las costumbres en los esponsales. Párrafos de una gran belleza donde queda patente el matriarcado que solía regirlos y la veneración que sentían hacia la Naturaleza. También me han gustado las frases que Javier ha utilizado para rematar cada capítulo; son pequeñas saetas que dan en el blanco. Y ni qué decir tiene, he disfrutado con las estrategias, el desarrollo y la puesta en escena de las batallas. Diseñadas con cabeza y tino. Tremendo el asedio a Arse con escenas realmente dramáticas. Por último, y no por ello menos importante, la pugna de Icorbeles por controlar sus sentimientos. Una batalla a flor de piel que se desata allí donde no manda la razón ni la cordura (sí, hablo del amor) y que proporcionará a esta historia momentos álgidos y, sin duda, emotivos.  

Para completar esta reseña con un dato curioso, os diré que Javier Pellicer regala a todo aquel que se haga una foto con el libro, una antología de relatos sobre los personajes de esta apasionante historia. Puedo aseguraros que la disfrutaréis. Es un detalle fantástico. Si queréis saber cómo conseguirla, en el blog de la novela tenéis cumplida información. 
Os dejo el enlace: http://elespiritudellince.blogspot.com.es/
 

Reseña realizada por Luisa Fernández.