1 de abril de 2010

YA, NO



Ayer adiviné en tus ojos.

Vi en tu pupila menguante

las aguas extrañas en las

que nadan las dudas a estilo mariposa,

y no quise mojarme.


El amor hace rehenes imposibles.


Creí ver tras tu sonrisa

la sombra de otros labios jugando al escondite.

Tus manos, tentáculos de pulpo,

buscaban un refugio en el hueco

de mis senos.

Trepadoras y voraces, escalaron

mi monte de Venus

con patas de animal domesticado.

Se quebró el instante.

Mi piel no quiso tatuarse

ninguno de tus besos

ni mis poros respirar tu aroma canalla.


La duda estorba,

contrae músculos, agarrota terciopelos

y perjudica los orgasmos.


El amor hace rehenes imposibles.


Trasnocha la pereza entre mis muslos

y cree vivir una aventura

donde sólo quedan ya cenizas.

Un polvo mañanero

que me sacudo sin ningún

complejo de culpa mientras bostezo.


Copyright: Luisa Fernández

Foto extraída de Internet