30 de septiembre de 2013

Reseña de «Legados», de Javier Pellicer

Hola a tod@s. 

Hoy os traigo una reseña de Legados, de Javier Pellicer. Un autor que ya no es un recién llegado a Tierras de Alquimia. Estoy segura que recordaréis su primera novela El espíritu del lince, de la cual di buena cuenta aquí. 




No soy del todo una neófita en cuanto al juego de rol en el que está basada la novela de Javier Pellicer, dado que hace un par de años escribí un relato para Crónicas de la Marca del Este, volumen II. Conozco bien el mundo de la Marca del Este; sin embargo, no he jugado jamás una partida. Por tanto, mi visión a la hora de confeccionar esta reseña ha sido la de lectora.  

Sinopsis 

El mundo está en paz. Una paz relativa, tensa y siempre al borde de un precipicio oscuro. Los elfos de Esmeril, los enanos de Moru y los humanos de Reino Bosque, Salmanasar, Ungoloz y otros países del continente de Valion, conviven en una aparente calma apenas rota esporádicamente por algunas razas hostiles. Decenas de aventureros recorren los caminos dedicados a la realización de hazañas que les reporten fama y grandes tesoros. Pero muy pocos intuyen la tormenta que está por venir, y que pondrá en peligro todo lo existente. En Moru, Bainis de Robleda, hijo de un gran héroe pero criado entre enanos, será señalado por el destino como portador de la piedra mágica Decadencia, corruptora de toda vida. Y en Marvalar, la gran capital de Reino Bosque, la joven Thalla, perteneciente a la mayor institución religiosa del mundo, tendrá que enfrentar su fe a la necesidad ante la llegada de Prosperidad, la runa que otorga vida y abundancia. Ambos adolescentes, con la ayuda de otros compañeros, tendrán que encontrar el modo de librar a todas las tierras de los efectos de las piedras arcanas, sin imaginar que estas son mucho más de lo que aparentan. Pero su misión irá más allá de erradicar un mal superior a la concepción de los mortales, pues deberán enfrentarse también a su pasado, a ese legado heredado que tanto pesa en sus corazones, y del que dependerá en buena parte el futuro de todo el universo. 



Reseña 

El prólogo ha corrido a cargo del escritor Rubén Serrano, maestre de la Real Orden de Cronistas de Reino Bosque. 
La ilustración de la portada es obra de A. J. Manzanedo. 
Incluye un mapa y una lista de personajes destacados. 

El libro está dividido en cinco partes con título, además de un prefacio y un epílogo. Todas ellas narradas en tercera persona omnisciente. Su estructura, de corte clásico, está formada por breves capítulos de fácil lectura. El lenguaje utilizado es sencillo, pero se han cuidado al máximo los matices legendarios y el tono épico. El ritmo: lento/rápido, termina convirtiéndose en trepidante al abordar las últimas partes del libro, donde se unifica el planteamiento de la historia para desembocar en un final concluyente y, no obstante, abierto a nuevas aventuras. 

La parte primera, en la que el autor nos presenta a Bainis —uno de los personajes principales— está escrita desde una perspectiva objetiva en contraposición a la parte segunda, que es claramente introspectiva y donde nos da a conocer la historia de Thalla, la otra protagonista. Aquí el narrador se adentra en la personalidad de la muchacha. Nos muestra su vida interior y los avatares por los que ha atravesado desde su niñez. Su lectura es algo más densa y exigente. Ambas historias son autónomas, pero crean nexos. 

La ambientación ha sido tratada de acuerdo a la época en la que se desarrolla la acción, un Medievo con aderezos mágicos. A destacar la gran labor de documentación de Javier. Me consta que el mundo de la Marca es inmenso y está en continuo crecimiento. Es el punto fuerte de la novela junto con los personajes, que son de lo más variopinto. Estamos ante una historia de (personajes) héroes, cuya mayor o menor relevancia ha sido asignada en pos de la trama en sí. Todos ellos son carismáticos y algunos gozan de gran evolución. Por otra parte, me ha parecido un acierto la introducción de personajes de aventuras ya publicadas en las antologías de Crónicas de la Marca del Este. Eso da bastante colorido y verisimilitud a la historia. Muchos ya conocíamos a maese Papiro, a Bainis, a Talfin, y a otros que el autor ha tomado prestado de varios compañeros cronistas. Sin duda son un ramillete que hará las delicias del lector. 

En cuanto a los diálogos, diré que son ágiles y en perfecta concordancia con la voz de sus dueños. Han conseguido dibujarme una sonrisa y también emocionarme. 

Imposible no percatarse de los guiños hacia sagas de culto, al igual que esa cierta dualidad reinante en toda la novela. El bien y el mal; masculino/femenino; fe/fanatismo; política/religión. Cuestiones totalmente actuales. Premisas que siempre han estado presentes en los contemporáneos de cualquier época y de las que se nutre nuestra literatura. 

Mi opinión personal es que Legados es una novela francamente apetecible para aquellos que gustamos de sumergirnos en historias de aventuras, que van a aportarnos grandes dosis de fantasía, magia, estrategia y espada; todo ello sin carecer de ciertos matices introspectivos y la chispa de amor tan necesarios en cualquier narración que se precie. Pienso que estamos ante una novela de calidad. La «receta» de Javier Pellicer —clásica, con aderezos de su propia cosecha— os dejará muy buen sabor de boca y con ganas de repetir, de mano de este autor, una nueva aventura en la Marca. 

Reseña realizada por Luisa Fernández.



Si estáis interesados en la obra de este autor podéis visitar su Web, allí podréis encontrar los link de las páginas de sus novelas.




 

9 comentarios:

  1. Hola

    Yo tengo el libro en mi casa, pero aún no lo he leído. Ya contaré, pero tiene buena pinta.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan.

      Pues ya me contarás qué te ha parecido. Tú eres muy aficionado a los juegos de rol, seguro que lo disfrutas doblemente. ;)

      Un saludo, majísimo.

      Eliminar
  2. El juego de Rol: ni idea. Pero he leído cómo escribe y describe Javier y sé que es uno de esos escritores que se manejan con una fluidez que te desarma. Muy bueno. Y con una imaginación impresionante.

    Besos Luisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José.

      Si te gusta la aventura (me consta que sí y mucho), este es tu libro. Si por añadidura conoces el buen hacer de Javier, disfrutarás de Legados de principio a fin. ;)

      Besos.

      Eliminar
    2. Yo el que querría ahora, antes que nada, es El Espíritu del Lince. ¿Dónde me aconsejas que lo compre? ¿Me lo podría firmar javier Pellicer? jajajaja. Ahora que lo pienso Luisa, siempre haciéndote consultas y peticiones. Y yo no te quiero para eso, sino como una amiga. Porque, eres una amiga, y te debo un café o una copa jajaja.
      Si te cuesta déjalo, me puedo informar yo mismo. Para eso soy mayorcito. ¿O no? Besos.

      Eliminar
    3. José, no es molestia en absoluto. Pide por esa boquita, jajajajaja;) Puedes pedir El espíritu del lince en tu librería habitual, pero creo que no tendrás problemas para encontrarlo en una gran superficie (Fnac, Corte Inglés, etc.)

      En cuanto a que Javier te lo firme, tampoco será un problema. Viene a Madrid de vez en cuando. ;)

      Te tomo la palabra. Me debes un café, jejejejeje.

      Un beso.


      Eliminar
  3. Lo tengo pendiente y me lo has recordado. Tengo que hacerme con los dos ejemplares de esas novelas, además de ser paisano, he leído algún fragmento desde tu primera reseña de su libro, El espíritu del Lince, y estoy segura que me atrapará su narrativa.

    Voy a contar otra vez el dinero de la hucha, jejejeje, que después de los libros de texto de mis hijos estoy desplumada.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gemelas.

      Uf, te comprendo perfectamente. En mi hucha solo hay un par de telarañas.

      Bueno, lo importante es que te haya recordado que tenías pendiente estas novelas. ;) A ver si nos recuperamos de la cuesta de septiembre o ponen más ayudas para libros de texto, que en otros países son gratis y aquí deberían serlo. Menudo pastizal. :(

      Un par de besos muy fuertes.

      Eliminar