25 de junio de 2013

Entrevista a Javier Pellicer




Hola a tod@s
 
Como muchos sabréis, este mes ha visto la luz el nuevo trabajo de Javier Pellicer. Se trata de Legados, una novela de fantasía ambientada en el juego de rol «Aventuras en la Marca del Este». Es por ello que me pareció interesante entrevistar a Javier para que nos hablara un poco sobre esta fascinante historia. 





Hace unos días estuviste en la Feria del Libro de Madrid firmando Legados y El espíritu del lince, ¿cuáles son tus impresiones tras tu paso por allí?

Es el segundo año consecutivo que estoy en la Feria del Libro de Madrid y, aunque más experimentado, ha sido una experiencia tan intensa como la primera vez. Ver a tanta gente interesándose por mis libros (en especial “Legados”, que causó furor) fue maravilloso. Si a eso unimos la posibilidad de encontrarme con lectores y compañeros escritores que solo conocía por las redes sociales, la satisfacción es máxima. Lo único que no me gustó tanto fue ver el, para mí, excesivo protagonismo de famosos que no tienen nada que ver con la literatura a pesar de que un libro lleve su nombre en portada. Pero como siempre digo, el lector es soberano.

Es inevitable hablar sobre la situación actual de la literatura. 

Estamos en una época confusa, con muchos cambios (de formatos, de sistemas de negocio, etc...). Llevo poco en el mercado editorial como para hacer valoraciones demasiado profundas, pero mi impresión es que todos andamos un poco perdidos, en ocasiones incluso enfrentados, sin saber muy bien que hay detrás del siguiente recodo del camino. A los que escribimos por pasión, nos tocas seguir haciéndolo, crear sin pensar tanto en la publicación y esperar que todo este caos se calme un poco, remita la crisis, y podamos plantearnos una posición estable.

Dicen por ahí que la fantasía está de moda… ¿Cómo ves tú nuestro panorama fantástico actual? 

Lo veo en muy buena forma. Hay un gran plantel de autores nacionales destacando desde hace un tiempo, y a los que se suman otros que vamos apareciendo poco a poco. Gente como Daniel Pérez Espinosa, Darío Vilas, Ivan Mourin, Víctor Blázquez, Javier Cosnava, Concepción Perea o Virginia Pérez de la Puente están reclamando un merecido lugar al lado de veteranos como Javier Negrete, Juanmi Aguilera o Laura Gallego. Unos gustarán más, otros menos, pero el caso es que están ofreciendo material muy digno a los autores, historias que siempre hemos buscado fuera de nuestras fronteras y que ahora podemos encontrar aquí. Y francamente, a nivel de cantidad de oportunidades para publicar, nunca habíamos vivido en una época mejor. Alcanzar las grandes editoriales sigue siendo tarea de titanes, pero están proliferando otras pequeñas y medianas que pueden ser un buen trampolín para los que comenzamos.




A veces, la primera novela marca la trayectoria de un escritor. ¿Qué opinas de lo de que un autor solo debería dedicarse a escribir sobre un género en concreto?

Cada autor tiene su camino. No me atrevería a decir qué debe hacer un escritor en concreto, aunque a mí personalmente no me gusta encasillarme. Aunque el fantástico siempre ha sido mi género favorito como lector y autor, he escrito novelas y relatos de todo tipo. De hecho, mi primera novela publicada es histórica, género que me ha atrapado y pienso repetir. Me gusta variar un poco, experimentar, ponerme nuevos retos. Todo esto me ayuda a mejorar y a crecer como autor. Pero insisto, cada autor es un mundo distinto. Lo importante es disfrutar escribiendo y tratar de transmitir eso al lector.

Vamos ya con Legados, tu nuevo trabajo. Me consta que tuviste que documentarte como si lo hicieras para una novela histórica. El mundo fantástico en el que se desarrolla es inmenso. Cuéntanos un poco del proceso. 

En efecto, fue como si estuviera creando una novela histórica, y tal vez por eso no fue un cambio muy brusco comparado con “El espíritu del lince”. Obviamente fue más sencillo porque el volumen de material en el que basarme no era tan grande como cuando investigas sobre una época o una sociedad del pasado, pero el sistema fue similar: recabar la información sobre el juego de rol en el que se ambienta la novela y aplicarlo a mi trama respetando lo que habían creado los autores de “Aventuras en la Marca del Este” tuvo momentos complicados. Al mismo tiempo, profundicé en aspectos que los creadores no habían tocado mucho, haciendo aportaciones propias como por ejemplo las instituciones religiosas de Valion (el continente donde transcurre la acción).

Algunos de tus personajes principales ya eran conocidos por los lectores de las antologías Crónicas de la Marca del Este (volúmenes I y II). ¿Qué pautas te marcaste a la hora de concebir esta nueva aventura? 

Tuve claro desde el principio que estos personajes debían estar presentes. Casi sin pretenderlo había creado una trama en los relatos aparecidos en “Crónicas de la Marca del Este” en torno a Papiro, el gnomo arqueólogo, que extendí en otros dos relatos inéditos (y que ahora pueden conseguirse gratis en la web oficial de “Legados”). Para cuando escribí el tercero de estos (“El camino de Valion”), ya sabía cómo debía transcurrir la novela: tenía a los dos protagonistas, Bainis y Thalla, y otro personaje que los conectaba, Papiro, quien podría decirse que sin ser el protagonista absoluto es el verdadero pilar de la novela. A partir de ahí, solo fue cuestión de dejarme llevar por la inspiración y apoyarme en la documentación.

¿Qué determinó la forma de contársela al lector? 

Tenía claro que partiría de un narrador en tercera persona, pero subjetivo; es decir: lo contaría todo a través del punto de vista de los personajes, transmitiendo al lector lo que ellos viven, por lo que quienes lean la novela sabrán y desconocerán lo mismo que los personajes. También quise que hubiera pocos personajes principales, de hecho los protagonistas son Thalla y Bainis, apoyados por sus amigos. No me interesaba una historia con media docena de protagonistas que obligaran al lector a estar constantemente saltando de unos a otros.
La decisión más complicada vino al decidir la estructura. Mi apuesta al final fue contar primero el inicio de la aventura de Bainis, luego retroceder en el tiempo para conocer la historia de Thalla, y finalmente unir ambas tramas hasta el final de la novela. Es un sistema bastante habitual en el género, solo hay que ver cómo Tolkien lo utiliza en “Las dos torres” y “El retorno del rey”, donde divide la historia en varias partes, centradas en distintos grupos de personajes (Aragorn; Merry y Pipin; Frodo y Sam).




Legados es una vuelta a los clásicos en cuanto a fantasía heroica se refiere. Sin duda hará las delicias de los amantes más tradicionales del género y de los jugadores de rol, pero ¿qué podrán encontrar en ella aquellos que buscan innovaciones en la fantasía épica actual y que no han visto un juego de rol ni de lejos?

Si un lector busca algo innovador, “Legados” probablemente no sea su novela. La obra está basada en un juego de rol que a su vez es un “clon” del mayor clásico de todos los tiempos: Dungeons & Dragons. Por tanto, la novela obligatoriamente tiene que beber de elementos clásicos (tópicos, dirán algunos) como la magia de hechizos, razas como elfos y enanos, y “profesiones” como las del guerrero, el ladrón, la sacerdotisa, etc… No habría tenido sentido hacerlo de otro modo.
Más allá de eso, “Legados” es una novela de aventuras.  No hace falta ser jugador de rol para disfrutarla, basta que el lector quiera divertirse con una obra repleta de ritmo, combates, personajes carismáticos, para que quede satisfecho. Es un homenaje, como bien dices, a obras clásicas como “Crónicas de la Dragonlance” o “El Señor de los Anillos”, y como tales “Legados” es recomendable para todo tipo de público.

En la web de Legados estás regalando una antología de más de 200 páginas sobre algunos de los personajes de la novela. Queremos saber más detalles: extras, ilustraciones... 

La web oficial de “Legados” es un pilar fundamental de este proyecto. En ella el interesado puede encontrar todo lo imaginable: información de los personajes, los escenarios, avances editoriales, sinópsis, fotos de los eventos relacionados con la publicación, trailers, wallpapers creados por el magnífico ilustrador Antonio José Manzanedo (creador de la soberbia portada del libro)... Y entre todos estos extras, la joya es la antología “Las crónicas de Maese Papiro”, un preludio a la novela que narra las aventuras de algunos de los personajes de “Legados”. No es necesaria su lectura para disfrutar de la novela, pero me pareció un interesante aliciente para los lectores, que podrán descargarla gratis en cualquier formato de ebook para saber un poco más de Papiro, Talfin, Thalla o Calanis, entre otros.

Sería genial que los lectores que apostaron por El espíritu del lince se sumaran a esta nueva aventura, ¿qué les dirías para que se animaran a leerla? 

Son obras distintas y a la vez muy parecidas. Ambas tienen el tono épico que tanto me gusta utilizar, y en ambas he tratado de que primen las emociones de los personajes, que estas se transmitan con fuerza al lector. En ese sentido, si el lector está dispuesto a dejarse llevar a un mundo más fantástico que la Iberia de Icorbeles, estoy seguro de que disfrutará mucho con “Legados”.

Cuéntanos en qué proyectos andas metido. ¿Habrá una vuelta a la novela histórica?

Si las editoriales así lo quieren, sí. Estoy metido en tareas de corrección de mi próxima novela, aunque todavía no puedo decir mucho al respecto. Mi intención es ir alternando la novela histórica con la fantástica, aunque hacer planes a largo plazo es infructuoso en literatura. También hay varios proyectos relacionados con antologías junto a otros compañeros que pueden resultar de mucho interés al lector.

Muchas gracias por concederme un poco de tu tiempo, Javier. Espero que con Legados repitas el éxito de El espíritu del lince. 

El placer ha sido mío. Un abrazo para ti y todos los seguidores de tu blog.


Entrevista realizada por Luisa Fernández.




Blog de Javier Pellicer:  http://tierradebardos.blogspot.com.es/

Si queréis leer la primera entrevista que le hice el año pasado a Javier Pellicer pinchad en el link.


2 comentarios:

  1. Que te publiquen un libro ya lo considero un gran mérito, asi que ahora, lo que le deseo a este autor es que venda muchos libros, :)
    Un abrazo, Luísa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran verdad, Ohma.
      Pues dicen por ahí que ver el tercero publicado también cuesta lo suyo. Sea como fuere, Javier está en el buen camino. Seguro que le va genial con este nuevo trabajo.

      Muchas gracias por tus ánimos.

      Un abrazote.

      Eliminar